lunes, 16 de agosto de 2010



Decir que hoy tienes varias sorpresas en una bolsa y de a poco sacar de la bolsa algunos elementos comunes y curiosos y tratar de usarlos para otro propósito que para el que existen. Por ejemplo: sacar pasta dental y ponerla en un peine.

Poner jabón en una lata de soda. Sacar una prenda de ropa interior vieja y ponértela de sombrero. (Si todo lo haces despacio y como que estás haciendo un experimento inteligente será mejor para ir creando curiosidad).

¿Dónde llevarlo desde aquí?
Cada cosa tiene su propósito y si la usamos para algo distinto es un desperdicio o puede quedar ridícula.

Por más que quiera un peine no puede decidir lavarnos apropiadamente los dientes, ni el jabón va a ser refrescante en la soda.

De igual manera Dios nos creó con un propósito y nosotros debemos crecer en nuestra fe para aprender a ponernos a su efectivo servicio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu comentario sobre esta Dinamica o Juego